9 ene. 2009

La necesidad: "alma de Biblioteca"

Veo sus manos adaptarse a un "mouse",
su mano contrasta con la fuerte tecnología que hay entre sus dedos,
se desplaza con el puntero en la pantalla, con la misma seguridad pausada de su andar,
sus lentes gruesos, desafían la pantalla plana, una pantalla demasiado plana para sus lentes gruesos como el fondo de una botella;
el teclado se arrodilla ante ella esperando que sus manos, arrugadas y blancas como la leche, den su bendición al apretar ENTER.

Las claves están dadas, los enter apretados, y el computador se predispone a trabajar al ritmo que ella impone con sus 50 años de experiencia y 75 de edad, seguro y exasperante, para un computador que esta acostumbrado a trabajar a su propio ritmo.
Las ventanas de "Windows" se abren una a una, y no todas a la vez, el sistema se empina ante ella, desafiandola como un súbdito rebelde, al cual deben domar;

Su actitud maternal, casi pedagógica ante el sistema, hace que este actúe a su ritmo, ya que conoce cada campo, espacio y código que existe en el, de alguna forma se siente su madre, es como una lucha mística entre un ser ancestralmente humano y un semidiós llamado computador.

Ella esta desde antes del sistema, desde cuando se escribía a mano, cuando el catalogo no era por sistema, sino por tarjetas acumuladas en estantes guardando el espíritu o el alma de la información de su querida biblioteca.

En esta lucha, una lucha noble, por conceguir que cada persona, pueda encontrar un satisfactor para necesidades humanas de información, ha visto caer a cada uno de los miembros del ejercito, que esperaba trascender en cuerpo y alma, pero solo queda su alma y el cuerpo de ella, quien los ha visto caer, uno a uno, rendidos, por maquinas de escribir, computadores con pantallas negras, computadores planos y otros portátiles, ha visto caer a su ejercito hipnotizado por Internet, pero ella aun permanece, estoica ante nuevo sistema, sabiendo que aun es necesaria, por que este avanzado sistema computacional, no es seguro, para ella es poco confiable, y no soporta que este sistema la incite a teclear mas rápido de lo que ella quiere.

Ella brilla dentro de sistemas innovadores, brilla desde su escritorio, representando lo tradicional, lo primero, los primeros pasos, a la génesis de un proyecto, que jamas la olvidara por su lucha personal.

Pero en algún momento ella dejara de brillar, pero deberá trascender y entregar su brillo, a este sistema, que inevitablemente la absorberá, pero ella jamas se rendirá ante este sistema, y su única forma de ganar, es dejando un pequeño brillo en cada uno de nosotros.

No hay comentarios.: