10 jun. 2008

La necesidad: ""

Para mi, las historias de amor, deben ser épicas, grandes, memorables, como una teleserie brasileña, sino, no tienen sentido.

siempre he idealizado a la gente, las agrando, las exagero, las recuerdo por la sensación que dejan en mi, y nunca por como son.

para mi esto es el síndrome de teleserie Brasileña.

Antiguamente, los colegios tenía medias jornadas, en la mañana o en la tarde, así de simple.
siempre fui en la mañana el colegio pasaba tan rápido como los recreos, en cambio la tarde estaba marcada por hitos, el primero de ellos era el furgón o transporte escolar, donde los tíos del furgón ordenaban a mis amigos por como bajaban a medida del recorrido, pero siempre peleábamos por dos cupos, ir en el ultimo asiento, aseguraba escupir, gritar, cantar, pararse, saltar los asientos, ser lo mas desordenadamente posible, si no cabías en la ultima fila, debías conformarte con el resto del furgón, o tú última posibilidad era ir adelante, donde solo los "niños grandes" iban, esto según la jerarquía del furgón, ya que los realmente "grandes", se iban solos...

1 comentario:

rockoandpop dijo...

quedé con ganas de leer más del relato...


teleserie brasileña??? la mia pienso es algo americano... pero dramático... you know


y lo del furgón escolar??? jajaja, toda la razón, en cada vehículo de aquellos se notaba esa jerarquía.

abrazos.