22 feb. 2008

La necesidad: "Alejarse de todo"


Desaparecer por un tiempo
siempre es necesario,
nos permite ver desde otra perspectiva
lo que sucede a nuestro lado, o frente.
Hace ver las cosas desde otro punto.

Alejarse de todo, permite encontrarse con algunas cosas que
es tan tan cerca, que ya no las ves
y ver otras que han quedado atrás.

Alejarse de todo es como un retiro espiritual,
es encontrarse con una esencia, que no deberíamos dejar de mirar.

Cuando te alejas, debes refugiarte o buscar otro lugar
para mirar desde ahí,
para contemplar desde ahí...

Al ver desde afuera
descubres que no es tan malo,
descubres cosas buenas en todo
descubres realidades distintas

lo mejor es que generas
nuevos vinculos,
nuevas expectativas,
nuevas formas de mirar,
lo que creías que conocías...

es como estar encandilado
y volver a ver, o volver a sentir...

2 comentarios:

rockoandpop dijo...

los retiros solo sirven cuando recuerdas el por qué has hecho uno.
saludos, un abrazo.

MalditoFactor dijo...

Es curioso, pero en lo que respecta a la contemplación atenta, como acto, siempre es requerido un punto de apoyo... Algo que te permita observar desde un punto determinado y despreocuparte de lo que te pase por la espalda... poder mirar de frente sin tener que dar vuelta la cabeza. Tener la seguridad de que desde ahí dominas desde lo alto y sabes que nada te pasará...

Supongo que en la vida real es como lo mismo...